Luz es la menor de cuatro hermanas mujeres, desde chica jugó al hockey y como le encanta resolver problemas, encontró en el arco la solución a no perder partidos. Estudió administración de empresas y durante un tiempo trabajó en Recursos humanos, en 2008 empezó a voluntariar en La Fundación El Desafío y en 2010 se tiró a la pileta, dejó la estabilidad del trabajo en relación de dependencia para hacer lo que le apasiona.

En 2013 el Departamento de Estado de Estados Unidos la eligió como una de las 17 mujeres líderes emergentes del mundo  y participó del Global Sports Mentoring Program. A partir de esta experiencia, hoy es mentora y amiga de mujeres que viven y trabajan en todas partes del mundo para cambiarlo y hacerlo un mejor lugar. Es miembro de la red WSLA de Reindo Unido y también de la red Global de Vital Voices.

En su día a día trabaja como Directora de Desarrollo Juvenil de la Fundación El Desafío para generar mejores condiciones para los jóvenes, no solo de aquellos que viven en situación de vulnerabilidad, sino de todos ellos. Cree en el poder de compartir experiencias y metodologías para crecer y generar impactos positivos.